Videos

Ver Videos
20 de febrero de 2024

Canal 7

El Canal de Jacobacci

UNRN: Doctor Honoris Causa Post Mórtem en favor de Juan Carlos Del Bello, rector recientemente fallecido.

7 minutos de lectura

El Consejo Superior de Docencia, Extensión y Vida Estudiantil de la UNRN votó de manera unánime, el otorgamiento del título.

De la emotiva sesión extraordinaria -en la que la Universidad Nacional de Río Negro entrega su primer título por el Doctorado Honoris Causa-  fue presidida por el rector de la UNRN, Anselmo Torres y  participaron Jaime Perczyk, secretario de Políticas Universitarias de la Nación, el presidente del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) Rodolfo Tecchi,  y los rectores Hugo Juri, de la Universidad Nacional de Córdoba; Ernesto Villanueva, de la Universidad Nacional Arturo Jauretche; Carlos Greco, de la Universidad Nacional de San Martín y Alejandro Villar, rector de la Universidad Nacional de Quilmes. Participaron además, Carlos Marquís, especialista en políticas universitarias; Graciela Ciccia, Miembro del Directorio del CONICET, directora de Innovación y Desarrollo Tecnológico del Grupo INSUD  y miembro fundadora de la Cámara Argentina de Biotecnología; ex vicerrectores de la UNRN Pablo Bohoslavsky; Arturo López Dávalos y  Roberto Martínez; Eduardo Mutchinick, ex secretario de Programación y Gestión Estratégica de la UNRN; los actuales vicerrectores María Andrea Tapia, Diego Aguiar y Juan Manuel Otero; Carolina García Sartor, directora general de la Secretaría de Investigación, Creación Artística, Desarrollo y Transferencia de Tecnología de la UNRN; Luis Vivas secretario General de la UNRN; Marcos Del Bello, subsecretario de Comunicación y Medios de la UNRN; Carolina Del Bello, directora de Diseño e Infraestructura de la UNRN; y Marta Borda, secretaria de Investigación, Creación Artística, Desarrollo y Transferencia de Tecnología de la UNRN y esposa de Juan Carlos Del Bello.

Argumentos

El otorgamiento del título Doctor Honoris Causa al Lic. Del Bello se propuso en mérito a su invaluable contribución académica, científica, en la gestión institucional, en la docencia, en la formación de discípulos, siempre actuando con un espíritu genuinamente federal y en pos del bien común.

Entre las actividades de Del Bello durante su prolífica carrera,  se destacaron la autoría en la formulación del proyecto de creación de la UNRN y su incansable trabajo para que sea la universidad de excelencia que es hoy; su gestión frente a la Secretaría de Políticas Universitarias de la Argentina (desde donde creó el Programa de Incentivos a los Docentes Investigadores Universitarios, la Comisión de Acreditación de Postgrados y el Fondo para el Mejoramiento de la Calidad (FOMEC), y se amplió la autonomía y autarquía universitaria estableciéndose que en materia presupuestaria las universidades nacionales recibirían una suma global para su libre disposición). Entre sus innumerables contribuciones al desarrollo institucional, el sistema de Educación Superior y el de Ciencia y Tecnología de la Argentina,  se valoró además su autoría de la Ley de Educación Superior (LES) (Ley N° 24.521), que, con pocas modificaciones, rige desde 1995 el sistema universitario argentino, tanto para universidades estatales como privadas, en el marco de la cual se crea la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU), su  gestión frente a la Secretaría de Ciencia y Técnica (SECYT) en 1996 y su conducción del CONICET hasta su normalización. Entre sus múltiples actividades académicas, el Consejo Superior señaló la dirección de la Maestría en Ciencia, Tecnología y Sociedad de la Universidad Nacional de Quilmes y la dirección de la Maestría en Ciencia, Tecnología e innovación de la UNRN; el dictado de seminarios, clases de posgrado en la UNRN y en numerosas universidades nacionales tales como la Universidad de Buenos Aires (UBA), la Universidad de San Andrés, la Universidad Torcuato Di Tella, la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ), la Universidad Nacional de la Matanza y universidades de otros países. Se ponderó su capacidad docente en áreas  diversas que abarcan desde el desarrollo económico, los sistemas educativos comparados, los sistemas de innovación tecnológica, la  política científica y tecnológica y las políticas públicas.  

Disertaciones

Todos los presentes brindaron múltiples y emotivas disertaciones en las que se expusieron los motivos que dan lugar al otorgamiento del Doctorado Honoris Causa a Juan Carlos Del Bello, una designación que se le brinda a personas que se han destacado por su excelencia en diversos ámbitos profesionales.

Jaime Perczyk, secretario de Políticas Universitarias, señaló que Del Bello se destacó por su “convicción, compromiso, voluntad y vocación. Juan Carlos era el ejemplo mismo de la política como vocación».

Rodolfo Tecchi, presidente del CIN, subrayó que “Juan Carlos era una de las personas que deja huella. Se seguirá hablando de lo que ha hecho tanto desde el ámbito universitario como el de la ciencia y la técnica. Era un gran polemista, pero sabía reconocer el valor de las ideas cuando se discutía con él”, agregando que en el marco del Consejo, «su ausencia se siente muchísimo». «Fue un hombre brillante y un amigo cálido», agregó. «Siempre propuso el debate hacia el futuro, por el cambio y la innovación; las rectoras y los rectores y quienes hacemos al CIN ya lo estamos extrañando», lamentó.

Por su parte, Ernesto Villanueva, presidente de la Comisión de Planeamiento de este CIN, destacó la «inteligencia exuberante» de Del Bello. «Juan Carlos tuvo una vocación polémica permanente para llegar a las mejores conclusiones. Tenía además una creatividad enorme: proponía cuestiones distintas a los problemas planteados originalmente y así poder ver las cosas desde perspectivas distintas”, destacó. Todo lo que hacía,  lo hacía poniendo todo su ser; por eso es un modelo, muy difícil de seguir, pero un modelo al fin».

Carlos Greco, rector de la Universidad Nacional de San Martín señaló que “Juan Carlos era una rara avis. Su saber lo conjugaba con la gestión; eso no es muy común”, destacando que “su entrega por el bien común es uno de los principales valores que tenemos que sostener. Su dedicación a las políticas públicas es su gran legado”.

Roberto Kozulj, ex vicerrector de la sede Andina y actual jefe de Asesores del Rector de la UNRN apuntó que “Del Bello no sólo era un soñador, sino que tenía esa extraordinaria capacidad de plasmar esos sueños en actos concretos que conducían a la transformación de nuestro país”, agregando que “Tenía una extraordinaria capacidad didáctica y un argumento superador y una solidez de conocimiento que lo hacía insuperable. Era a su vez, riguroso en el trabajo y extraordinariamente solidario, ese aspecto de humano que complementa su recorrido académico, lo que lo hace una persona meritoria en más de un aspecto”. Cuando hablamos de otorgar Honoris Causa, pensamos en personalidades destacadas en el ámbito académico, científico y profesional. Juan Carlos combinaba todas estas condiciones con una mirada integradora y una enorme bonhomía. Su pensamiento siempre estuvo orientado a construir una patria mejor”, resaltó.

Pablo Bohoslavsky, ex vicerrector de la sede Alto Valle y Valle Medio de la UNRN indicó que es meritorio el otorgamiento del Honoris Causa a Juan Carlos Del Bello no solo por la dedicación al trabajo, ni sus logros académicos, formando discípulos generosamente, ni por su gran inteligencia y falta de prejuicios para incorporar colaboradores del más variado pensamiento político e ideológico, “Juan Carlos merece el título Doctor Honoris Causa por la genialidad para diseñar, defender, poner en marcha y evaluar políticas públicas e instituciones en el área de educación superior y la ciencia y técnica, desde una perspectiva de mejora, transparencia, equidad y con una mirada federal , en lucha contra la mediocridad y la endogamia. La primera es la Ley de Educación Superior, y con ella la creación de institutos que siguen hasta hoy en día, como el Consejo de Universidades, los consejos de planificación regional de la educación superior y la CONEAU, único en la historia de nuestro país. O la creación de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, con un directorio de representación variopinta que es orgullo nacional y motivo de reconocimiento nacional e internacional. Y por supuesto la creación de la UNRN que en menos de diez años ha alcanzado una madurez reconocida dentro y fuera del país”.  Entre otras condiciones, Juan Carlos Del Bello “es un hombre de la política educativa y de la ciencia y la técnica. Ha sido un hacedor de la política como muy pocos y nos dejado algunas muestras institucionales, que a más de dos décadas gozan del reconocimiento generalizado”, añadió.

Entre otras voces, los actuales vicerrectores Andrea Tapia y Diego Aguiar destacaron su generosidad en la apertura de otras voces y otras ideas que contribuyeran a la construcción y consolidación de las políticas públicas.

Al final de la sesión, Marta Borda, actual secretaria de Investigación, Creación Artística, Desarrollo y Transferencia de Tecnología y esposa de Juan Carlos Del Bello agradeció a los consejeros y todos los presentes en nombre de su familia, enfatizando que “Juan Carlos siempre trabajó por el bien común. Muchos de los logros de la UNRN también tuvieron que ver con el trabajo colectivo. Este fue el sueño de Juan Carlos que nos lo contagió a todos”.  Añadió que “Siempre pensó que si la Argentina tiene alguna oportunidad, esa oportunidad está en la educación, la ciencia y la tecnología”, agregó.

El rector de la UNRN, Anselmo Torres cerró el encuentro señalando que “Es para mí un honor presentar este primer Honoris Causa de la Universidad, a Juan Carlos Del Bello. Hace justicia a su trayectoria y el mejor reconocimiento para con Juan Carlos es recordar y llevar adelante sus ideas. El esfuerzo de todos y cada uno de nosotros permitirá que este proyecto siga adelante”.

Fuente y fotos: Comunicación Institucional UNRN