Videos

Ver Videos
30 de enero de 2023

Canal 7

El Canal de Jacobacci

JACOBACCI Y SU TERMINAL DE OMNIBUS: Una obra que no avanza.

3 minutos de lectura

El 7 de septiembre de 2018, el entonces gobernador Alberto Weretilnek, entregó al intendente Carlos Toro los fondos no reintegrables del Plan Castello, aportes que serian utilizados para dos importantes obras en la ciudad: la construcción de una Terminal y a la segunda etapa de luminarias en la ciudad.
La Terminal a construir estaba planificada como de tipo bimodal para ser utilizada tanto para los colectivos como para el Tren Patagónico, obra necesaria teniendo en cuenta los avances de la Ruta 23. Hace casi cuatro años, los fondos recibidos ascendían a $ 11.328.099,52.


Siendo la Terminal una obra muy esperada por los vecinos y, ante la falta de avance en su construcción, en junio de 2019, el intendente municipal explicaba los avances de Obra, explicando que se había realizado el movimiento de suelo, relleno (con aproximadamente 875 m3 de material calcáreo) en los que se necesitaron más de 170 camiones de material, compactación y nivelación con flota municipal, excavación de fundaciones, realizado con recurso humano, con movimiento de suelo de 130 m3. A su vez detallaba que “el cronograma de Obra es culminar con las estructuras de hormigón y continuar con la estructura de techos, en donde ya se encuentra acopiado el material de estructura y cerramiento completo para cubrir los 1200 m2 de cubierta.”


El 19 de junio de 2021, el Municipio de Jacobacci firma con el Gobierno provincial el financiamiento para la segunda etapa. Según explicó en ese momento el jefe comunal, las obras de la nueva Terminal de ómnibus tenían un avance del 30% y ya estaban cerca de comenzar su segunda etapa. En el patio de la casa de Gobierno, en ese momento, el intendente decía: “esta es una obra muy esperada. La terminal de ómnibus viene a prestar un servicio a todas las empresas de transportes y por supuesto a todos los pasajeros que suben o bajan en Jacobacci”. “Es una obra importante, amplia, sabiendo la capacidad de transito que tendrá a ruta una vez terminada”.


En su segunda y actual etapa se completaría el techo y el cerramiento perimetral. En esa oportunidad, Carlos Toro, expresaba que la tercera etapa sería la finalización y había un compromiso del Gobierno nacional, “con tres Estados poniendo recurso ahí” declaraba el jefe comunal.
A pesar del plan Castello, financiamiento provincial y gestiones a nivel nacional, la obra de la Terminal sigue paralizada. Con la apertura de sobres para la construcción de la segunda etapa, los vecinos comenzaron a expresar sus dudas, sus temores, su enojo por las redes sociales. Como dijo el intendente, es una obra que todos los jacobaccinos esperan con ansiedad y más aún hoy, cuando se va terminando la pavimentación de la ruta 23.
Un representante del Pueblo, es un funcionario, un servidor público y debe dar cuentas de todas las acciones que realice en el ejercicio de su cargo. Por otra parte, el gobierno municipal, debe respetar la división de poderes, característica fundamental del sistema republicano y democrático. El Poder legislativo, a través del Concejo Deliberante y el Tribunal de Cuentas tienen el deber y la facultad de ejercer control de cada acto público.

Más allá de toda esta cuestión, Jacobacci merece su Terminal de ómnibus y, no puede quedar inconclusa, ni demorarse más. La gestión pública es la herramienta de los gobiernos y es imperante que en la localidad se exija, se peticione ante las autoridades para que las obras para las que se recibieron fondos se hagan. Había un slogan partidario hace años que decía “Jacobacci avanza con su gente”, hoy pareciera que se olvidaron los gobernantes de aquella frase e hicieran propia otra “Jacobacci, se atrasa con sus gobiernos”.

Fotos: Gentileza